Rehabilitación Hogar – Escuela de Sant Bult

Antecedentes y Motivos

La tradición desarrollada en la Xerea al cobijo de un Cristo románico el siglo XII se ha mantenido
a lo largo de los tiempos. Ello ha sido posible a causa de muchas razones, pero, sin lugar a
dudas, la voluntad de modernización y renovación de la fiesta y de la entidad, el Hogar Escuela
de Sant Bult, está razonablemente garantizado. Sin embargo, para poder ver el futuro con
optimismo era y es necesario actuar, impulsar mejoras y cambios y lanzarnos a nuevos
proyectos.

Un proyecto que era necesario pero que está costando mucho esfuerzo poder llevarlo adelante,
mucho desgaste personal y colectivo, porque va avanzando poco a poco. Sin embargo, y a
pesar de todo, es un proyecto que contaba y cuenta con los compromisos renovados para poder
concluirse y que respondía a la necesidad de contar con una sede social adaptada a las personas
y a las actividades que realizamos.

La inoperancia de un espacio como el Cine-Teatre Xerea, y cada vez más obsoleta distribución
de potencialidad de un edificio construido en los pasados años cincuenta, hizo que desde el
Hogar Escuela Sant Bult se entendiera que había que dar forma a la idea de comenzar la
rehabilitación integral del edificio y acometer la remodelación del espacio del antiguo cine –
teatre en base a la construcción de una sala poli funcional y diseñada para poder albergar
montajes artísticos de carácter multidisciplinar como instrumento apropiado para volver a
integrar el barrio de la Xerea dentro del círculo de generación de cultura de nuestra ciudad.
Estas fueron las reflexiones que nos llevaron a plantear la imperiosa necesidad de acometer un
sueño que cobraba vida a principios del siglo XXI. Unas reflexiones que podían convertirse en
realidad gracias a la actitud del conjunto de las instituciones públicas valencianas que se
comprometían a realizar un esfuerzo inversor colegiado y coordinado para poder acometer la
financiación de este ambicioso proyecto.

Un proyecto que contaba, con el respaldo de la Generalitat Valenciana, el Exmo. Ayuntamiento
de Valencia, la Diputación Provincial, así como la participación de la antigua Bancaixa como
institución que asegurara la financiación de la obra.

Las reflexiones, y las garantías institucionales, nos llevaban a plantearnos diferentes retos que
tenían como base ineludible la modernización y actualización de la sede social de la entidad que
da cobijo a las fiestas más antiguas del “cap i casal” (Valencia).

Unos retos que podemos condensarlos de la manera siguiente:
1.- Ampliar la oferta festiva añadiendo pluralidad a los actos más tradicionales, muchos de ellos
heredados de la tradición foral de la Fiesta de Sant Bult, sumando nuevos días de programación
festiva, adecuando la oferta a todas las edades y poniendo el acento cultural en las novedades.
Conseguir a través de esta renovación festiva un mayor conocimiento de la ciudadanía de
Valencia a sus fiestas populares más antiguas.
2.- Reforzar la imagen del Hogar Escuela Sant Bult como centro dinamizador de la Xerea y
generador continuo de iniciativas, más allá de los días de fiestas patronales, y recuperando la
labor formativa y educativa que ya había ocupado esta entidad en las décadas centrales del
siglo XX.

(Sede Social de Sant Bult)

 

L´Escoleta, el Cor de L’Escoleta, la realización de debates y charlas, exposiciones de fotografía,
los certámenes de Narrativa Curta, las noches de Música Jove, la creación de un Coro (Cor de
L’Escoleta) formado por más de cuarenta personas de todas las edades, y la puesta en servicio
de nuestra propia página web (www.santbult.es), son el fruto de esta voluntad de obertura,
modernización, de estabilización de las actividades del Hogar Escuela. La Escoleta (L´Escoleta),
ha sido el proyecto estelar, ya que recupera la tradición de que los niños y niñas del barrio den
clase en el Hogar: clases de repaso, iniciación al inglés y a la informática, aprendizaje del
valenciano, etc., …. Un proyecto cargado de voluntarismo, pero que necesita una mejora de las
infraestructuras para poder realizar la labor educativa con dignidad. Tener espacios destinados
a las nuevas tecnologías, biblioteca, aulas de estudio, son imposibles de contemplar sino se
ponía en marcha una remodelación del interior del edificio.

Para seguir manteniendo toda la carga de actividad que el centro presta al barrio, resulta desde
todo punto necesario rehabilitar este edificio para acometer las funciones que la sociedad
actual requiere. La rehabilitación del edificio permite seguir incidiendo en las actividades de
tipo pedagógico y sociocultural, y poder contar a través de la remodelación del espacio de la
planta baja con la posibilidad de organizar actividades diversas de carácter cultural, así como
actos más institucionales.

Además, la rehabilitación ha de servir para poder continuar con las actividades tradicionales del
centro social, lugar de reuniones de jubilados y vecinos en general. La rehabilitación había de
contar con salón de reuniones y salas multiusos, junto dos despachos dar servicio a las
diferentes asociaciones que tienen su sede en este edificio, tales como la Asociación de Vecinos
del Barrio de Sant Bult. Junto a esto, la rehabilitación contempla el tener un espacio dedicado a
nuestra imagen Patrona, EL SANT BULT DE LA XEREA.

La importancia de contar con un edificio adecuado a las necesidades actuales está relacionada
con el fecundo clima de cooperación existente en la Xerea y su entramado cívico, los comercios
del barrio y con los vecinos y vecinas en general. Este edificio, esta entidad, pretende ofrecer un
espacio útil a todos y a todas. Un espacio abierto a todas las actividades que se planteen desde
la gente de la Xerea. Esta rehabilitación ha de darnos un edificio abierto a todos y para todos,
por ello su viabilidad ha de ser importante para todas las personas que nos estimamos este
rincón de la Ciutat Vella de Valencia.

Cuestiones como la accesibilidad o la movilidad, son problemas cotidianos que necesitaban
resolverse. No contar con un ascensor, o la existencia de múltiples barreras arquitectónicas eran
escollos diarios para buena parte de los usuarios del edificio, y poder superar esta
situación, amabilizar el acceso al edificio, es una de las cuestiones básicas que nos llevaron a
adentrarnos en este proyecto.

El proyecto tiene, por su carácter innovador y ambicioso, todos los requisitos para poder
conformarse como el punto de partida para poder seguir ofreciendo desde el Hogar – Escuela
una labor cultural y educativa para los vecinos de la Xerea y, en general, de los ciudadanos y
ciudadanas de Valencia.

Estas fueron las motivaciones que nos condujeron a adentrarnos en un camino largo y
complicado, en el que hemos encontrado ayuda y comprensión, pero que requiere de nuevos
compromisos y ayudas para seguir atravesándolo.

Unas motivaciones, unos retos que a pesar de todos los pesares, nos obligan, por
responsabilidad con estas fiestas y este barrio, a continuar luchando y dar los siguientes pasos y
terminar el fin propuesto.

Ayudas recibidas

El proyecto ha contado para poder avanzar con el compromiso de las instituciones valencianas,
especialmente de la Generalitat Valenciana. Desde el primer día que arrancamos con el
proyecto hemos recibido el calor y el afecto de todas las autoridades institucionales, y han sido
muchas, que han accedido gustosamente a conocer el proyecto. Contabilizar las horas de
reuniones, de preparación de informes, de llamadas telefónicas, sería imposible. No han sido
muchas, han sido mucho más que muchas. Pero era necesario encontrar las complicidades, las
atenciones, de nuestras instituciones públicas para adentrarlas en nuestro proyecto y que lo
sintieran importante y positivo para la sociedad valenciana.

La parte de la obra de rehabilitación realizada ha sido posible gracias a un convenio firmado con
la Consellería de Cultura, así como ayudas de una relevancia muy inferior de la Diputación de
Valencia y la Fundación Bancaixa pero que agradecemos de todo corazón. Este compromiso
económico de la Consellería de Cultura ha sido determinante para poder plantearnos este
sueño como un proyecto con posibilidades de viabilidad. Tanto es así que después de años de
muchas gestiones, reuniones, complicaciones que se han ido sorteando, tenemos una obra con
una parte importante ya realizada, con lo que se empieza a dar forma a la modernización y
rehabilitación del edificio patronal de las fiestas de la Xerea.

Sin dudarlo hay que mostrar nuevamente nuestra gratitud hacia la Generalitat Valenciana.
Arrancamos este proyecto en época de D. Manuel Tarancón Fandos, y en estos momentos el
esfuerzo y el compromiso mostrado ha dado parte de sus frutos. Pero este agradecimiento ha
de ir acompañado de una demanda de continuidad. Necesitamos urgentemente afrontar los
objetivos marcados, y superar la paralización en la que se encuentra trabada actualmente la
reforma al agotarse el presupuesto con el que contábamos.

Las instituciones valencianas, Generalitat, Excmo. Ayuntamiento y Diputación siempre se han
volcado en colaborar con el barrio de la Xerea y sus tradiciones, y es necesario que esta
voluntad continúe plasmándose en la ampliación de la colaboración con este gran proyecto. Es
una iniciativa positiva para la Comunidad Valenciana, y determinante para seguir contando con
una Ciutat Vella de Valencia culturalmente atractiva y socialmente dinámica.

Por ello nos dirigimos, también, al Excmo. Ayuntamiento de Valencia, y su Excmo. Alcalde En
Joan Ribó, para que se sumen al esfuerzo inversor que necesitamos para poder acometer las
nuevas fases de la rehabilitación pendientes. Estamos convencidos que a pesar de ser
momentos difíciles, las buenas intenciones que siempre se nos ha mostrado, y demostrado,
desde la administración municipal, van a plasmarse más pronto que tarde en compromisos
económicos. Desde las diferentes concejalías del Ayuntamiento se está estudiando cómo se
puede ayudar a esta entidad, y nosotros sólo podemos recordar una vez más que necesitamos
que se sumen de forma paralela a la inversión efectuada desde la Generalitat Valenciana.

No podemos, ni queremos, olvidar que cuando hablamos de instituciones estamos
refiriéndonos también a personas. Personas que han ayudado a dar vida y llenar de realidad
este proyecto. Personas que nos han dado moral, ánimos y coraje para seguir trabajando como
Concejales, Asesores, Consellers, Secretarios Autonómicos, Diputación, etc., la lista sería muy
larga y no podemos nombrar a todos/as porque cometeríamos graves injusticias y dentro de su
compromiso con el buen gobierno, nos están ayudando a perseverar en dotar de un futuro a
una tradición festiva que une pasado y presente y que nos vincula con nuestra identidad foral y
nuestra voluntad por seguir vertebrando la sociedad valenciana.

Para una entidad sin ánimo de lucro como ésta, el compromiso de la administración pública es
las única manera de poder seguir creciendo, adaptarnos a las necesidades de los nuevos
tiempos y dotar de un futuro esperanzador el futuro de un barrio y una tradición que sitúan sus
orígenes antes incluso de la conquista de Valencia por las tropas del Rey Jaime I de Aragón en el
9 de Octubre del año 1238.

Por todo ello seguimos luchando por abrir las puertas, también en la iniciativa privada porque,
gracias a Dios, SANT BULT tiene muchos amigos y necesitamos toda la ayuda posible para salir
de un paréntesis que está afectando de manera muy directa al que tendría que ser el correcto
funcionamiento de la entidad, a la custodia del Patrón de la Xerea y a la normal celebración de
las fiestas populares más antiguas de la capital valenciana.

Conclusiones

Como se desprende del informe técnico presentado por los directores de obra del proyecto
de Rehabilitación del Hogar Escuela Sant Bult, se ha realizado hasta la fecha la parte más
importante de la actuación de rehabilitación, la parte más “gruesa” o pesada, podíamos decir.
La base de la actuación está completada, pero tenemos todavía que acometer nuevas fases
para poder terminar con la reforma interior del edificio.

Gráficamente podemos decir que el vaso está lleno hasta la mitad, medio lleno o medio vacío,
pero con la ilusión, el compromiso y la dedicación que le estamos poniendo nos tiene que llevar
a pensar que está medio lleno. Ahora bien, necesitamos llenarlo y para que el vaso esté lleno
continuamos apelando, una vez más, y nos cansaremos de hacerlo, a la comprensión y el
compromiso de las instituciones públicas valencianas y las entidades privadas.

Desde la Junta Directiva del Hogar Escuela Sant Bult, con su presidente, D. Antonio Bellido
Lapiedra, a la cabeza, deseamos aprovechar este escrito para pedir nuestras más sinceras
disculpas a todos los vecinos de la Xerea y en general a todos los amigos de las Fiestas de Sant
Bult, por los inconvenientes que vienen aparejados al no tener en condiciones nuestra sede
social.

Estas disculpas deberían de ir acompañadas de una información completa del estado en que se
encuentra el proyecto de rehabilitación, así como de los motivos que impulsaron al Hogar
Escuela a lanzarse a una empresa tan ambiciosa.

Era necesario pedir disculpas porque el alcance de esta reforma ha acabado por no poder
utilizar las dependencias de nuestra entidad, con el perjuicio que ello supone para la normalidad
de la vida de esta entidad y sobre todo con la celebración de sus fiestas.
Este espíritu de concordia y de unión que nos vincula a todos los que amamos a la Xerea y sus
tradiciones será el mejor antídoto a unos inconvenientes que se nos muestran este año con
mayor crudeza.

(Información sobre el estado de las Obras en la Rehabilitación de la Sede Social de Sant Bult)

 

Pedimos la comprensión necesaria porque estamos ante un proyecto muy ambicioso que será
beneficioso para todos en el momento que podamos inaugurar la sede del Hogar Escuela Sant
Bult reformada y modernizada. Os pedimos comprensión porque está siendo muy duro el poder
avanzar definitivamente hacia un día que todos deseamos fervorosamente que sea lo más
pronto posible. Os pedimos comprensión porque necesitamos sentir vuestro apoyo, vuestra
confianza, vuestra solidaridad y sentiros bien cerca durante estos días de fiestas.

Hay días de cansancio, la frustración y el desmoronamiento están cerca de triunfar, pero la
responsabilidad y el profundo amor por SANT BULT, por esta fiesta y por este barrio, nos
impulsan a cambiar la cara y volver a encontrar fuerzas, decisión e ilusión para buscar nuevas
soluciones y aumentar más si cabe nuestro compromiso con el proyecto.

Os aseguramos que todo habrá valido la pena si podemos contar pronto con una sede
modernizada, adaptada y preparada para ayudarnos a plantear nuevos retos y nuevas
oportunidades.

Contamos con un pasado muy importante, un presente esperanzador y un futuro que día a día
afrontamos para resolver con éxito los retos que el mañana nos plantea. Este proyecto es una
oportunidad para garantizarnos un futuro estable y donde podamos desarrollar en mejores
condiciones una labor muy importante como es la de dinamizar la vida cultural de la Xerea y
seguir siendo fieles a nuestro deber con la historia y con el Pueblo Valenciano, seguir realizando
unas fiestas en honor a nuestro Patrón, el SANT BULT DE LA XEREA.

Gracias por vuestra compresión.
HOGAR ESCUELA SANT BULT